¿Es realmente bueno el libre comercio internacional?

Escrito por nessie 10-03-2013 en General. Comentarios (2)
Hola a todos:

Estoy teniendo algunos problemas técnicos con el blog. El post anterior no aparece en la página principal, hay que ir al archivo de febrero, a la izquierda de la pantalla para poder leerlo. Aprovecho la ocasión para animaros a hacer comentarios.

La liberalización del comercio ha traído múltiples elogios en los foros económicos, anunciandose como la panacea indiscutible, por su capacidad para aumentar la producción mundial, cosa que, a corto plazo, es cierta. Se basa en el concepto de ventaja comparativa: hay países más eficientes en todo tipo de producción, los desarrollados, pero quizás sean especialmente eficientes con determinados tipos concretos, los más complejos, con lo cual harían mejor en dejar otros aspectos en manos de otros países que producen mal, pero hay terrenos, como la agricultura o labores simples que lo hacen menos mal, con lo cual la producción global sería mejor que si cada país se encargara de todos los campos de producción. De esa forma, mediante comercio, todos los países ganarían. Creo que esta teoría viene ya de Ricardo. En su Macroeconomía, Paul Krugman intenta explicarlo con la metáfora de náufrago listo-náufrago tonto: dos náufragos en una isla que viven de pescar y coger cocos. Uno hace mejor ambas tareas que el otro, pero el otro es mejor cogiendo cocos que pescando. Total: si se unen, el listo pesca, el tonto coge cocos y cogen más así más de todo que yendo por separado. Bonito, ¿no?. PUES NO: en la vida real uno (no necesariamente el listo, el tonto puede ser más fuerte física o mentalmente) somete al otro y lo pone a trabajar para él, esclavizándolo. Esto es lo que pasa realmente en el comercion internacional, en Europa y en la globalización. La entrada en la UE fue destruyendo gran parte del tejido productivo que tenía España, y el poder de los países del núcleo destrozó los países del Tercer Mundo, imponiendo una salvaje explotación. Por supuesto, la explotación favorece ante todo a las élites: en España pocos vieron algo del oro que venía de las colonias en los siglos del imperio. Y ahora somos víctimas de la globalización económica y los designios de los mercados. ¿Donde está ese comercio justo que beneficia a todos? Muy sencillo: no existe.

Saludos.